16 Sep

Conviértete en un bloguero I

Si tienes inquietudes, pensamientos o vivencias que quieres compartir con quien quiera escucharte, lo más fácil es que crees un blog personal. Si quieres saber cómo, nosotros te contamos por dónde empezar…

En los tiempos que corren, siempre son de agradecer las pequeñas cosas que nos arrancan una sonrisa. Hace unos días, por fin, los medios de comunicación se hacían eco de un hecho cotidiano alejado de los vaivenes políticos y económicos de los últimos meses. Su protagonista era el blog 1000 Awesome Things, creado por Neil Pasricha. Este canadiense estaba cansado de las malas noticias y se propuso buscar, cada día, una cosa “awasome” (maravillosa) que mereciera la pena.
Fue así cómo abrió su bitácora, que es el nombre con el que se conocen los blogs más personales. La idea era sencilla y su primera entrada, o post, la tituló #1000 Broccoflower. La publicó el 20 de junio de 2008. La última, #1 Anything you want it to be (Lo que tú quieras que sea), la escribió el pasado 19 de abril. Entre una y otra ha publicado tres libros y ha ganado dos premios Webby –conocidos popularmente como los Oscar de Internet–.

¿Tienes algo que contar?

Evidentemente este es un ejemplo excepcional de lo que se puede llegar a conseguir con un blog personal. Si entras en 1000 Awesome Things verás que el diseño en bastante simple, así que el secreto de su éxito reside en que la originalidad y calidad de lo que cuenta. Si también es tu caso, te contamos dónde encontrar lo que necesitas para compartirlo con el mundo.

Pon en marcha tu idea

Si estás decidido a crear tu propio cuaderno de bitácora, lo primero que tienes que hacer es elegir el gestor de contenidos que vas a utilizar. Los dos más populares son WordPress y Blogger.

¿WordPress o Blogger?

En los dos casos existe una amplia comunidad de usuarios con los que compartir experiencias y resolver dudas, además de muchos recursos de creadores independientes para enriquecer tu blog.

Para evitar confusiones, debes saber que WordPress tiene dos “versiones”: wordpress.com y wordpress.org. La primera es totalmente gratuita, aunque tiene algunas limitaciones. La segunda requiere un pequeño desembolso, ya que es necesario contratar un alojamiento web para instalar el paquete de código abierto que te proporcionan, o utilizar un servidor propio. A cambio, lo puedes personalizar mucho más, aunque necesitarás conocimientos técnicos para modificar el código.
Para empezar, te recomendamos que pruebes con la versión gratuita. Es rápido y sencillo. Tan sólo tienes que entrar en es.wordpress.com, elegir el dominio (del tipo: nombre.wordpress.com), nombre de usuario, contraseña, indicar una dirección de correo electrónico y seleccionar el idioma del blog.
Blogger, por su parte, es el servicio de creación y gestión de blogs de Google. El proceso es muy similar al de WordPress: después de indicar la dirección de tu correo electrónico de Gmail (si no tienes una cuenta, deberás abrirla), elige el nombre de dominio de tu blog, que será el tipo nombre.blogspot.com, después selecciona una plantilla y puedes empezar a escribir tu primer post.

Elige plantilla y personalízala

Además de ofrecer un contenido interesante en tu blog, la forma de presentarlo también cuenta para enganchar a los visitantes. Tanto en WordPress como en Blogger tienes varias plantillas entre las que elegir.
Están organizadas por temas, que luego puedes modificar ligeramente, añadiendo o quitando elementos. Aunque los cambios son limitados, con un poco de imaginación y dedicación comprobarás que se pueden hacer auténticas virguerías.
Puedes empezar por la cabecera, que es lo primero que los visitantes van a ver cuando entren en tu blog. Dependiendo de la plantilla que hayas elegido, se podrá personalizar más o menos. La mejor opción es crear la tuya desde cero para, de paso, distinguirte del resto. Si tienes una foto adecuada, con darle las dimensiones adecuadas y añadirla utilizando tu editor será suficiente. Si lo tuyo no es el diseño, en ThemeHeaders, en la sección Gallery, tienes una colección de 150 diseños entre los que elegir y que te puedes descargar gratuitamente. En Smashing Magazine también han recopilado una colección interesante.
El fondo de tu blog también marcará su personalidad. En Internet hay varias páginas que ponen a tu disposición imágenes que puedes utilizar para este fin de manera gratuita. Una de la más interesantes y originales es Ava7 Patterns. Con casi 1.500 patrones, puedes utilizar un filtro por colores o por la forma del dibujo, y descargar en diferentes formatos y resoluciones la imagen que quieras, incluso para tu Smartphone, si quieres aprovechar la visita. Es gratuito y lo único que te piden es que les cites en su blog.
Otros sitios donde puedes encontrar recursos similares son Star textures o Website backgrounds. Si tienes Twitter, en esta última tienen una sección especial de fondos para tu perfil en esta red social.

Lo que debes hacer…

• Elige un tema que te apasione, para que dedicarle tiempo y esfuerzo no te cueste nada y, además, te diviertas mientras lo haces.
• Ten paciencia, no verás resultados en las visitas hasta que no pase un tiempo prudencial y te conozcan.
• Sé constante en la publicación de las entradas. Un blog que no esté actualizado, no da buena imagen y pierde interés por parte de los visitantes.
• Introduce pequeños cambios cada 2 semanas, y evalúa en tus estadísticas si han mejorado la reputación y las visitas a tu blog.
• Relaciónate con otros blogueros para crear una comunidad afín.
• Enlaza a otros blogs que te resulten interesantes, y pide a sus autores que hagan lo mismo. Es una buena forma de darse a conocer cuando se está empezando.

Share this

Leave a reply

catorce − trece =